Mexicas e Incas y sus elementos comunes. ◁ Info aquí ▷

Mexicas e Incas y sus elementos comunes.

Ha habido varias civilizaciones prominentes en las Américas antes de la llegada de Cortés. Los olmecas, mayas, toltecas, aztecas (también mexicas) e incas se encontraban entre estos pueblos. Los mexicas, así como los incas, constituyeron dos de estos imperios que tuvieron algunas de las consecuencias más duraderas. Mexicas e incas tenían elementos comunes y hoy los vas a conocer.

En general, tanto los aztecas y mexicas como los incas fueron magníficos imperios aborígenes de la Nueva Tierra, con logros increíbles. Es una pena que los invasores europeos los devastaran tan brutalmente que ambas civilizaciones desaparecieron. 

Sin embargo, los restos arqueológicos de estas dos civilizaciones, así como las narraciones históricas, nos brindan una buena imagen de su tiempo bajo el sol.

Mexicas e Incas y sus elementos comunes

mexicas e incas elementos comunes

Los imperios Mexica e Inca destacan en la historia prehispánica de América, y aunque separados por miles de kilómetros y diversas geografías, compartieron ciertos elementos en común que reflejaban las características de las grandes civilizaciones de su tiempo.

Ambos imperios tuvieron una gestión destacada de recursos y bienes. Su economía, profundamente arraigada en la agricultura, fue el pilar de su sustento y prosperidad. Tanto los mexicas (aztecas) como los incas evolucionaron desde estructuras basadas en clanes o grupos familiares hacia vastos y organizados imperios que absorbieron y adaptaron las tradiciones de las civilizaciones que los precedieron.

Estas grandes civilizaciones, incluyendo a los mayas, compartieron ciertas similitudes: la práctica intensiva de la agricultura, el desarrollo de estructuras sociales jerarquizadas, la creación de poderosos ejércitos y un rico panteón de dioses que regían sus vidas cotidianas y rituales. Sin embargo, las diferencias geográficas y culturales entre ellas también dieron lugar a particularidades únicas en cada civilización.

Un elemento común entre incas y mexicas fue su profundo respeto y veneración al dios sol. Este astro era central en sus cosmogonías y rituales. Además, ambos imperios realizaron sacrificios humanos como parte de sus ceremonias religiosas, construyendo majestuosos templos dedicados a estas prácticas y a la adoración de sus divinidades. Es importante corregir un error en el texto original: ambos imperios eran politeístas, es decir, creían en múltiples dioses, y no monoteístas como se indicó.

El imperio Mexica se consolidó entre 1325 y 1521, extendiéndose por un vasto territorio que abarcaba regiones de lo que hoy conocemos como México, Belize, Guatemala, Costa Rica, Nicaragua y El Salvador. Mientras tanto, el imperio Inca, que floreció entre 1438 y 1533, dominó regiones que ahora son parte de Perú, Ecuador, así como áreas de Chile, Argentina y Bolivia.

Lo que es innegable es que tanto mexicas como incas supieron integrar y potenciar los conocimientos y tradiciones de las culturas mesoamericanas y andinas, respectivamente. Esto les permitió crear civilizaciones avanzadas con estructuras sociopolíticas complejas, religiones profundamente arraigadas y avances tecnológicos y arquitectónicos que aún hoy despiertan admiración.

5 elementos comunes entre Mexicas e Incas

Es común que ambos gobiernos tuvieran similitudes, ya que continúan las prácticas de las ya mencionadas culturas andinas y los Mesoamericanos. Esto no significa que ambos eran idénticos en todas las formas, como es natural poseen más diferencias que similitudes. A continuación conocerás en profundidad aquellos 5 elementos comunes entre ambas culturas.

Aportaciones culturales de los mexicas

Religión

Ambos imperios creían y adoraban a distintos dioses, Ambos tenían una figura divina que representa el sol, para los Mexicas este ser se llamaba Tonatiuh mientras que poseía el nombre de Inti para los Incas.

Todos los ciudadanos tantos Incas como Mexicas debían adorar al dios del sol, esta figura era la más importante y sus gobernantes eran vistos como descendientes de esta figura.

Asimismo, para honrar a estos Dioses ambos tenían templos construidos especialmente para honrar a sus dioses mediante sacrificios humanos. Los dos creían que esta práctica era la única para mantener a los dioses apaciguados y evitar que destruyeran el mundo.

Según la mitología Mexica, su dios del sol Huitzilopochtli guio a los antiguos Mexicas a la ubicación que entonces se conocía como Tenochtitlan, ahora se le llama Ciudad de México.

Estructura gubernamental

Las estructuras gubernamentales de ambas sociedades diferían, pero los dos se basaban en lo que se conoce como gobierno Teocrático. Este tipo de administración similar a la monarquía absoluta en la cual, en lugar de gobernar un rey o monarca, dirige quien sea un miembro de la religión absoluta.

Esto se debe a que la Teocracia basa sus leyes según lo que valore la religión dominante. Por esto, sus gerentes suelen afirmar que obtuvieron derecho divino en la posición de liderazco que entonces poseen.

En el caso de los Mexicas, este gobernador se llama Tlatoani y para los Incas este tomaba el nombre de Sapa Inca.Ambos poseían y entrenaban grandes ejércitos lo que les permitió asegurar su lugar en periodo de tiempo corto.

Adicionalmente, es esencial mencionar que la administración de los territorios conquistados en ambos imperios requería de una red compleja de gobernantes locales, funcionarios y mensajeros para mantener la cohesión y el flujo de información. Estos sistemas burocráticos eran esenciales para mantener el orden y asegurar el tributo adecuado de las regiones subyugadas.

Tecnología y Arquitectura

Ambas partes eran admiradas por la grandeza de sus estructuras, ambos construyeron templos con forma de pirámides y ambos consideraban que era necesario para estar más cerca de los Dioses. Por este motivo es natural que hicieran rituales religiosos en la cima de estas construcciones, donde las deidades pueden verlos con mayor facilidad.

También desarrollaron conceptos astronómicos observando las estrellas y los movimientos solares. Más allá de sus impresionantes templos y pirámides, tanto los mexicas como los incas demostraron una profunda comprensión de la ingeniería y el urbanismo.

Los mexicas, con su capital en Tenochtitlán, crearon un sistema intrincado de canales y calzadas, mientras que los incas, con su famoso Camino del Inca, establecieron una vasta red de carreteras que atravesaba montañas y valles, facilitando el transporte y la comunicación entre regiones lejanas.

Agricultura

Ambas sociedades utilizaban la agricultura como el centro de su economía. En adición a esto, su método de comercio se basaba en el trueque o intercambio, en donde una persona obtenía un bien a cambio de dar otro bien, y si ambas partes están satisfechas con lo que recibirán, entonces pueden hacer negocio.

Aunque ambas civilizaciones dependían en gran medida de la agricultura, desarrollaron técnicas únicas adaptadas a sus respectivos entornos. Los mexicas utilizaron chinampas, o «jardines flotantes», para maximizar la producción en sus lagos, mientras que los incas implementaron terrazas agrícolas en las laderas montañosas para cultivar en altitudes elevadas.

Estructura Social

Tanto los Mexicas como los Incas dividían sus clases sociales en distintas categorías de forma piramidal, es decir, cada clase tiene más poder en la sociedad que la siguiente, y quien esté en la cima de la pirámide tiene todo el poder. Cada ciudadano cumple con sus tareas respectivas de su consideración social.

De igual manera, los privilegios que se obtenían varían en cantidad y forma conforme a que tan alto estuvieras en la pirámide social.  Comenzando desde la cima de la pirámide está el único gobernador, para los Mexicas esta figura se llama Tlatoani, y para los Incas este llevaba el nombre de Sapa Inca.

Bajando un escalón encontraríamos a los Nobles, estas personas generalmente sirven al Sapa Inca o al Tlatoani en el caso de los Mexicas. Este grupo recibía la mayor cantidad de beneficios después del emperador. Cabe destacar que este lugar estaba reservado para las familias de los políticos, la clase militar y los sacerdotes.

En penúltimo lugar, encontramos al pueblo común y corriente, en este lugar pertenecían los comerciantes y eran sumamente respetados. Estas personas podían convertirse entre artesanos, mercaderes y campesinos.

Finalmente, encontraríamos a los esclavos, ya sean porque fueron capturados como prisioneros de guerra o porque tuviesen que recibir alguna clase de castigo (por deudas o haber cometido delitos), ahora están obligados a una vida de esclavitud.

En esta jerarquía, es fundamental señalar la importancia de los roles de género en estas sociedades. Las mujeres, aunque no ocupaban puestos de liderazgo gubernamental, desempeñaban roles cruciales en la religión, la economía y la educación.

En el ámbito religioso, por ejemplo, existían sacerdotisas que llevaban a cabo ceremonias y rituales específicos. En el ámbito económico, las mujeres eran esenciales en la producción de textiles, cerámica y en el procesamiento de alimentos.

Elementos de los incas

Los Incas, originarios de la región andina de Sudamérica, establecieron uno de los imperios más vastos y organizados del continente. Su civilización, que floreció entre los siglos XV y XVI, dejó un legado imborrable que todavía puede apreciarse en la cultura y tradiciones de la región. A continuación, examinaremos los principales elementos que definieron a los incas y, a su vez, haremos referencias comparativas con los mexicas, otra gran civilización precolombina.

Sistema Político y Social: El imperio incaico, conocido también como Tahuantinsuyo, estaba gobernado por el Sapa Inca, una figura que no solo tenía poder político, sino también religioso, considerado un dios viviente. La estructura social incaica estaba jerarquizada, con nobles, sacerdotes y funcionarios en los niveles superiores, seguidos por artesanos, agricultores y finalmente los sirvientes y esclavos. Esta estructura jerárquica tiene ciertas similitudes con la organización social de los mexicas, donde el Tlatoani, líder máximo, también tenía un poder dual, tanto político como religioso.

Religión: La religión desempeñó un papel central en la vida incaica. Creían en múltiples deidades, siendo el dios sol, Inti, el más venerado. Muchas de sus celebraciones y rituales estaban vinculados al ciclo agrícola, la fertilidad y los astros. Los mexicas, en contraste, tenían a Huitzilopochtli, el dios del sol y de la guerra, como una de sus principales deidades, y al igual que los incas, también llevaban a cabo sacrificios y rituales para ganarse el favor de los dioses y asegurar cosechas prósperas.

Arquitectura y Urbanismo: Una de las mayores proezas de los incas fue su habilidad en arquitectura y construcción. Ciudades como Machu Picchu son testimonio de su avanzado conocimiento en urbanismo, adaptando sus construcciones al accidentado paisaje andino. Utilizaban una técnica de mampostería sin mortero, donde las piedras se tallaban y se ensamblaban con precisión milimétrica. Los mexicas, por otro lado, maravillaron con su capital, Tenochtitlán, una ciudad construida sobre un lago con avanzados sistemas de canales y calzadas.

Economía y Agricultura: La economía incaica se basaba en el «ayni», un sistema de reciprocidad donde se esperaba que todos contribuyeran y, a cambio, recibieran lo que necesitaban de la comunidad. Los incas desarrollaron terrazas agrícolas en las empinadas montañas para cultivar maíz, papas y otros cultivos esenciales. Este ingenio agrícola contrasta con el de los mexicas, quienes crearon chinampas, o islas flotantes de cultivo, en los lagos de su valle.

Tecnología y Caminos: Aunque no conocían la rueda, los incas desarrollaron una vasta red de caminos, conocido como el Qhapaq Ñan, que se extendía por todo el imperio, facilitando la comunicación y el transporte. Estos caminos estaban mantenidos por estaciones y almacenes llamados «tambos». Los mexicas, por su parte, tenían un avanzado sistema de calzadas y canales que interconectaban Tenochtitlán con otras partes del valle.

Lengua y Educación: El quechua era la lengua oficial del imperio incaico y se promovió activamente su aprendizaje y uso en las regiones conquistadas. Aunque no tenían un sistema de escritura como tal, utilizaban los quipus, un sistema de cuerdas anudadas, para registrar información. Los mexicas, con su lengua náhuatl, tenían un sistema pictográfico para la escritura y registraban su historia y conocimientos en códices.

Te puede interesar

Deja un comentario