Quetzalcoatl

Quetzalcoatl

Quetzalcóatl era el dios serpiente emplumada de los aztecas, controlador de los vientos y portador del maíz. Un cambiaformas inteligente, usó su ingenio para engañar al Señor y la Dama de la Muerte para que le diera los huesos que él formó en la humanidad.

El término de 'dios' en la sociedad azteca se conoce como 'Teotl' en náhuatl, el idioma de los aztecas. Los aztecas, como otras sociedades mesoamericanas, tenían un extenso panteón de dioses. 

Los dioses en la religión azteca representaban diferentes aspectos de la vida y el planeta para el pueblo azteca. Los aspectos que representaban los dioses incluían: la cultura de la sociedad azteca y mesoamericana, la naturaleza y el planeta natural, las historias de la creación, la fecundidad, el alimento, la muerte y el inframundo, el comercio y el exceso o la diversión. 

Cada dios tenía diferentes atributos y rasgos de personalidad y los aztecas acostumbraban a representarlos de diferentes formas. Algunos podían tomar forma humana o animal y se festejaban en festivales y rituales. 

Índice
  1. ¿Quién es el dios Quetzalcóatl?
  2. ¿Qué hizo Quetzalcóatl por su pueblo?
  3. El dios de la serpiente emplumada en Mesoamérica
    1. Representaciones iconográficas
  4. La primera representación de la serpiente emplumada
  5. La serpiente emplumada y los españoles
  6. Quetzalcóatl en la cultura azteca y mexica
  7. Historia del dios Quetzalcóatl

¿Quién es el dios Quetzalcóatl?

Quetzalcóatl o "serpiente emplumada" es el nombre náhuatl de la deidad de la serpiente emplumada de la antigua cultura mesoamericana . En el mito mesoamericano, Quetzalcóatl es también un héroe de la cultura mítica del que casi todos los pueblos mesoamericanos afirman descender.

Quetzalcóatl fue un dios esencial durante la historia y las sociedades mesoamericanas y no solo estaba relacionado con los aztecas. los teotihuacanos gente cerca del siglo I d.C. Además, una 'serpiente emplumada' fue una figura esencial de muchas etnias mesoamericanas diferentes en los siglos siguientes. 

Estas otras etnias se referían a él con otros nombres, mas la imagen de una víbora emplumada siempre y en toda circunstancia fue incesante.

¿Qué hizo Quetzalcóatl por su pueblo?

Quetzalcóatl y Huitzilopochtli o Tezcatlipoca (según el mito) fueron los responsables de la creación del cosmos . Después de crear el fuego, moldearon un sol parcial y dieron vida al primer hombre y la primera mujer. Quetzalcóatl representado en el Códice Borbónico del siglo XVI.

El dios de la serpiente emplumada en Mesoamérica

Quetzalcoatl

Una deidad serpiente emplumada ha sido adorada por muchos grupos etnopolíticos diferentes en la historia de Mesoamérica. La existencia de tal culto puede verse mediante estudios de iconografía de diferentes etnias mesoamericanas, en las que son usuales los motivos de serpientes. 

Sobre la base de los diferentes sistemas simbólicos usados en las representaciones de la deidad víbora emplumada en diferentes culturas y períodos, los estudiosos han interpretado el significado religioso y simbólico de la deidad serpiente emplumada en las culturas mesoamericanas.

Representaciones iconográficas

Se cree que la representación iconográfica más antigua de la deidad se encuentra en la Estela 19 en el sitio olmeca de La Venta, que representa una serpiente que se levanta detrás de una persona que probablemente participa en un ritual chamánico. 

Se cree que esta representación se realizó alrededor del año 900 a. Aunque seguramente no sea precisamente una representación de la misma deidad serpiente emplumada venerada en los períodos tradicional y posclásico, muestra la continuidad del simbolismo de las víboras emplumadas en Mesoamérica desde el período formativo en adelante

La primera representación de la serpiente emplumada

La primera cultura en usar el símbolo de una serpiente emplumada como símbolo religioso y político esencial fue Teotihuacan. En templos como el atinadamente llamado "templo de Quetzalcóatl" en el complejo de Ciudadela, las víboras emplumadas ocupan un lugar destacado y se alternan con un tipo diferente de cabeza de serpiente. 

Las primeras representaciones de la deidad de la serpiente emplumada eran totalmente zoomorfas y mostraban a la víbora como una serpiente real, pero ya entre los mayas del período Tradicional la deidad comenzó a adquirir rasgos humanos.

En la iconografía del período clásico, asimismo predominan las imágenes de la serpiente maya: una víbora frecuentemente se ve como la encarnación del cielo mismo, y una serpiente de visión es un asistente chamánico que presenta a los reyes mayas visiones del inframundo.

El registro arqueológico muestra que después de la caída de Teotihuacan que marcó el comienzo del periodo epiclásico en la cronología mesoamericana alrededor del año 600 d.C., el culto a la serpiente emplumada se extendió a los nuevos centros religiosos y políticos del centro de México, centros como Xochicalco, Cacaxtla y Cholula. 

Durante el período epiclásico, se evidencia una expansión dramática de la iconografía de la serpiente emplumada en toda Mesoamérica, y durante este período comienza a figurar de manera prominente en ciudades como Chichén Itzá, El Tajín y en toda el área maya. 

Las fuentes documentales coloniales del área maya hablan con frecuencia de la llegada de extranjeros del altiplano central mexicano, a menudo encabezados por un hombre cuyo nombre se traduce como "Serpiente emplumada"; se ha sugerido que estas historias recuerdan la difusión del culto a la serpiente emplumada en los períodos epiclásico y posclásico temprano.

La iconografía de la serpiente emplumada es prominente en todos estos sitios. Se sabe que Cholula siguió siendo el centro de veneración más esencial de Quetzalcóatl, la versión azteca/nahua de la deidad de la víbora emplumada, en el periodo posclásico.

La serpiente emplumada y los españoles

Quetzalcóatl en la cultura azteca

Muchos mitos han surgido en los siglos desde el instante en que Colón desembarcó en las costas de Latinoamérica. Si bien algunos de estos mitos han llegado a ser vistos por lo que son, muchos más persisten en el espíritu de la época como un hecho. Uno de esos mitos es que los aztecas pensaban que Hernán Cortés, el líder de una banda de conquistadores, era de hecho una deidad reencarnada con el nombre de Quetzalcóatl.

Según cuenta la historia, los aztecas creían en un dios blanco y barbudo llamado Quetzalcóatl, quien, hace bastante tiempo, había desaparecido cara el este. Sin embargo, antes de irse, prometió regresar. Cuando Cortés y su tripulación de españoles desembarcaron en México en 1519, muchos creyeron que eran dioses.

Y cuando su marcha cara el interior los llevó a la puerta del emperador azteca, reconoció quién era realmente Cortés. Un hombre piadoso, Moctezuma proclamó que Cortés era en verdad exactamente el mismo Quetzalcóatl, venido a cumplir la premonición. Luego, entregó afablemente las llaves de su imperio al dios blanco y barbudo.

Quetzalcóatl en la cultura azteca y mexica

Para los aztecas, Quetzalcóatl era, como su nombre lo señala, una víbora emplumada, un reptil volador (muy similar a un dragón), que marcaba fronteras (y trasgresor) entre la tierra y el cielo. Era una deidad autora que contribuyó fundamentalmente a la creación de la Humanidad. 

También tenía formas antropomórficas, por servirnos de un ejemplo en sus aspectos como Ehecatl, el dios del viento. Entre los aztecas, el nombre Quetzalcóatl asimismo era un título sacerdotal, ya que los dos sacerdotes más esenciales del Templo Mayor azteca se llamaban "Quetzalcóatl Tlamacazqui". 

En el calendario ritual azteca, se asociaron diferentes deidades con los nombres del ciclo del año: Quetzalcóatl estaba ligado al año Ce Acatl (Una caña), que se relaciona con el año 1519.

Historia del dios Quetzalcóatl

El significado preciso y los atributos de Quetzalcóatl variaron un poco entre civilizaciones y a lo largo de la historia. Hay varias historias sobre el nacimiento de Quetzalcóatl. En una versión del mito, Quetzalcóatl nació de una virgen llamada Chimalman, a quien se le apareció en sueños el dios Onteol. 

Dios Quetzalcoatl

En otra historia, la virgen Chimalman concibió a Quetzalcóatl tragándose una esmeralda. Una tercera historia cuenta que Chimalman fue alcanzada en el útero por una flecha lanzada por Mixcóatl y 9 meses después dio a luz a un pequeño al que llamaron Quetzalcóatl. Una cuarta historia cuenta que Quetzalcóatl nació de Coatlicue, quien ya tenía cuatrocientos hijos que formaron las estrellas de la Vía Láctea.

Según otra versión del mito, Quetzalcóatl es uno de los cuatro hijos de Ometecuhtli y Omecihuatl, los cuatro Tezcatlipocas, cada uno de los cuales preside uno de los 4 puntos cardinales. 

Sobre Occidente encabeza el Tezcatlipoca Blanco, Quetzalcóatl, el dios de la luz, la justicia, la clemencia y el viento. Sobre el Sur preside el Tezcatlipoca Azul, Huitzilopochtli, el dios de la guerra. 

En Oriente encabeza el Tezcatlipoca Colorado, Xipe Totec, dios del oro, del cultivo y de la primavera. Y sobre el Norte encabeza el Negro Tezcatlipoca, conocido sin otro nombre que Tezcatlipoca, el dios del juicio, la noche, el engaño, la hechicería y la Tierra. 

Quetzalcóatl de forma frecuente se consideraba el dios de la estrella de la mañana, y su hermano gemelo Xólotl era la estrella de la tarde. Como lucero del alba, se le conocía con el título de Tlahuizcalpantecuhtli., que significa "señor de la estrella del alba". 

Fue conocido como el inventor de los libros y el calendario, el dador de maíz (maíz) a la humanidad y, en ocasiones, como un símbolo de muerte y resurrección. Quetzalcóatl también era el patrón de los sacerdotes y el título de los sumos sacerdotes mellizos aztecas. Algunas leyendas lo describen como opuesto al sacrificio humano mientras que otras lo describen practicándolo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir