Huitzilopochtli

¿Quíeres saberlo todo acerca de Huitzilopochtli? En ese caso te invitamos a leer este artículo completo para que aprendas todo lo que hay que saber acerca de esta divinidad. Aquí aprenderás que es, su historia y el legado que dejó al pueblo Mexica que llega hasta nuestros días.

¿Quién fue Huitzilopochtli?

Nos remontamos a la mitología Azteca para profundizar acerca de esta deidad, sus condiciones, funciones y toda la información recopilada al respecto. Su nombre se deriva de la lengua náhuat [wiːt͡siloːˈpoːt͡ʃt͡ɬi] y se traduce cómo “El colibrí del sur (O zurdo)” en un ámbito más literal de la traducción oficial otorgada por historiadores y conocedores de la materia.

Se le interpreta como una figura joven y esbelta en casi todas sus facetas “Humanas” por darle algún nombre. Se le relaciona altamente con los poderes provenientes del sol a raíz de muchas de sus leyendas y otorgó varios dones a los habitantes de Mexica, por el hecho de ser ellos quienes en la época le rendían un amplio culto que se extendió por siglos.

Huitzilopochtli

Dios de la guerra y del sol

Huitzilopochtli además de ser el amo y patrón de Tenochtitlán, se le rendían sacrificios en su honor, siendo esta deidad de los mismos. Se le considera el mando principal en las creencias de los Mexicas o mayormente conocidos como Antiguos Aztecas, estos le otorgaban a su patrón las victorias y derrotas que obtenían a raíz de los encuentros.

Se le asocia cómo el protector de “La noche infinita” en especial por representar la figura principal ante los ojos de antiguas poblaciones, capaz de evitar que la misma se sumiera sobre ellos. Portador de Xiuhcóatl, la serpiente de fuego, se encargaba de utilizarla a modo de arma, siendo autora de la representación adyacente de una deidad cómo Dios de fuego.

No solo recibe ese nombre, sino que obtuvo a lo largo de la historia y a través de distintas fuentes relación directa o indirecta con otros epítetos. Por nombrar algunos tenemos: Omiteotl, Tezcatlipoca, Mexi, entre varios más. La mayoría lo reconoce de forma exacta por Huitzilopochtli por ser el nombre más conocido y además tener asociación con sus atributos.

Entre su historia podemos encontrar su morada o zona en la que habita, cómo el séptimo y duodécimo cielo, esto dependerá totalmente de la creencia, leyenda o acción de quién considere la alternativa más sensata. En primera instancia su nombre era Huichilobos, esto es así porque durante la conquista española, los mismos decididos, le otorgaron ese sustantivo.

El colibrí era particularmente importante en la cultura Azteca antigua por la relación de la criatura con el renacimiento y su capacidad para hibernar y reaparecer en primavera, cómo lo indica Diego Durán. Claro que al igual que muchas otras fuerzas extra – terrenales, su historia va por ramas y solo aquel que desee ahondarla puede encontrarse con muchas de ellas, algunas sin relación entre sí.

¿Qué función cumplía Huitzilopochtli?

Qué función cumplía Huitzilopochtli

Profundicemos un poco más su historia para entender mejor de qué va todo acerca de este Dios, que sin lugar a dudas posee en sí mismo una cantidad incontable de cultura. Los nahuas no le brindaban mayor importancia, esto hasta el surgimiento de los aztecas que tomaron la iniciativa de darle el lugar que se merecía, aquel pedestal en el que aún hoy en día prevalece.

Fue tanto el revuelo de entonces que Huitzilopochtli alcanzó el mismo nivel teísta de Quetzalcóatl, Tezcatlipoca y Tlaloc. A raíz de las creencias basadas en la batalla que libraba el Dios con la oscuridad, se le hacían reiterados sacrificios para asegurar la luz del sol en su ciclo de 52 años, siendo esto el Génesis de múltiples mitos.

El día festivo de este, tenía parte en el 15.° mes del calendario Mexicano, su ritual más destacado consistía que buscar a los encarcelados y condenados para así sacrificarlos en manera de ceremonia. Esto se mantuvo durante una época larga, dando aún más fe a la afirmada creencia en Huitzilopochtli cómo Dios del sacrificio.

Ahora, si hablamos de las representaciones físicas que se le atribuyen a la deidad, podremos mirar varios de ellos, entre estos ya mencionamos al Colibrí. Este animal seguía contando cómo atributo, pero solo en las plumas superiores de una figura antropomórfica, rostro ennegrecido y pierna izquierda que a su vez sostiene un cetro de serpiente.

Entre sus ofrendas se destacan las plumas, las joyas y la prendas valiosas, estas fueron encontradas junto a su estatua, la cual la adornaba una cortina. Característica que le brindaba cierto misterio y te obligaba visualmente a venerarle con la importancia que se merece dicha interpretación.

Además de otorgarle a sus devotos grandes dotes de guerra, luz (Al menos dentro de la leyenda de la eterna noche y la pérdida del sol). También guiaba a la civilización de los Mexicas a través de los caminos y llegar a conducirlos a Tenochtitlán, esta ciudad pronto se convertiría en el epicentro del imperio azteca.

Además, posee el poder del control bélico, omnipresencia parcial y poderes solares, se dice que estos eran conocidos por aquel al que el Dios iluminara de cierta forma. Todos los relatos y leyendas dependen en gran parte de la interpretación del lector ante cualquier información, la gente puede decidir qué fragmento de los mitos les parece más cómodo de entender.

Es un Dios cósmico y también Ctónico, además de muchísimas otras cualidades que tiene y ofrece a todo aquel cuyo culto hacia él sea rendido de manera respetuosa y sin errores. Es bastante poderoso y sin dudas una de las deidades más relatadas en la mitología Mexica o Azteca, además de mantenerse vigente desde entonces y hasta ahora.

¿Por qué murió?

No existen textos que nos dejen en evidencia el hecho exacto de lo que ocurrió, más allá de la historia conocida, no hay información coherente al respecto. Podemos hablar, en cambio, del cómo los Aztecas percibían la muerte y así dilucidar un poco lo que (Rememorando en mitos) puede ser el destino de las fuerzas supremas mexicanas.

Ellos percibían a la muerte cómo una continuación de la existencia misma, inspirándose en que la tierra tomaba a los cadáveres y los daba a luz para ofrecerles así una nueva vida. También está el pensamiento cosmogónico de que la muerte va mucho más allá de lo que podemos percibir y dependiendo de tus acciones tienes un lugar junto a algún dio o uno en el inframundo.

¿Qué le dijo Huitzilopochtli a los Aztecas?

Toda divinidad posee un legado y palabras de aliento que otorgar a sus fervientes seguidores y esta no es la excepción, bajo una autoridad infranqueable. Además de ceder claridad, una serie de conocimientos que nadie jamás le arrebataría a los Mexicas les dejó también órdenes muy claras acerca de su destino mismo.

Recorran nuevas tierras, no permitan seguir siendo llamados Aztecas porque desde este momento somos México” es interpretado y recreado en los códices Aubín y Duran. ¿Qué quiere decir todo esto y cuál es el aprendizaje de esas palabras? Hablan más de tradición que de cualquier cosa y esto también nos lleva a la historia.

Los Mexicas o, mejor dicho, las civilizaciones de entonces, en su mayoría, eran nómadas encargados de expropiar o conocer culturas de distintos tipos, cómo viajeros. Esta divinidad pidió continuar con lo que se llevaba haciendo ya hace mucho, solo que esta vez se haría con mayor convicción y deseo del triunfo ante las otras civilizaciones.

Agrega también un llamado a la unión colectiva en pro de una nueva era, “México” cómo pegamento entre poblaciones entonces divididas, que espera por fin una época de reencuentro. Esta que aún se mantiene hasta el sol que brilla hoy en día, siendo un país arraigado a su cultura y respetando sus raíces, cómo ningún otro lo habrá hecho jamás, manteniendo sus creencias intactas.

admin

Sobre el autor

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.