¿Qué animales domesticaron los mexicas?

En todos los continentes se practicaba la domesticación de animales. El desarrollo de esta práctica dependía de la fauna presente en la zona. La domesticación se obtenía luego de una interacción de ciertas especies con el hombre. En este artículo conocerás aquellos animales que domesticaron los mexicas.

Este proceso tenía como propósito la obtención de beneficios de dichas especies. A medida que se avanza en este proceso, la especie escogida pierde su autonomía y los humanos quedaban encargados de proteger al animal y cubrir las necesidades básicas que pudieran tener.

Los animales que fueron sometidos a este proceso, tenían como objetivo ser fuerte de alimento. Aunque en tiempos actuales, se vela por la vida de una de las especies, en los tiempos de los mexicas eran fuente de carne y a la vez un símbolo místico.

No siempre se trató de una búsqueda de alimento. Además del perro y el guajolote, que fueron los principales en ser domesticados por los mexicas, también hubo otros animales que se domesticaron o se intentó hacerlo, con un fin meramente religioso.

¿Qué animales domesticaron los mexicas?

Se menciona sobre la domesticación de aves. Estas cumplían el propósito de ser alimento. Por lo que se les alimentaba para ponerlos en óptimas condiciones antes de ser comidos. Además, se menciona también a un mamífero terrestre en especial, el xolo.

Qué animales domesticaron los mexicas

El guajolote

Esta ave debe su nombre al termino en náhuatl ‘huexólotl’, cuyo significado se traduce como ‘viejo monstruo’ o ‘gran monstruo’. Esta forma de llamarlos se debe al enorme tamaño que poseen los machos y las ornamentales plumas que muestran con exuberancia. Es un ave de gran tamaño, también puede ser conocido como pavo, aunque recibe un nombre instinto según cada cultura.

Se sabe que la domesticación de esta especie comenzó hace cuatro o cinco mil años. Esto se dio lugar en la parte sur del altiplano mexicano. Luego este consiguió un valor especial al convertirse en fuente de carne. Aunque no se sabe si su procedencia era silvestre, pudo haber existido una subespecie.

La crianza del guajolote, se debía a los recursos que podían obtener de ellos. Desde alimento hasta ofrendas, decoraciones con plumas y simbología. La carne de este animal fue la más popular de Mesoamérica, después de la carne de perro.

Xoloitzcuintle

Su nombre proviene del náhuatl ‘xólotl’ (deforme) e ‘itzcuintli’ (perro). Se trata de una de las razas de perros más antañas del mundo. Considerado como un animal sagrado, un guardián y también un aliado trascendental. La domesticación de esta especie se debió a varios motivos.

Funcionaban como calentadores en noches de invierno. Poseen una temperatura promedio de 40º, lo que los convertía en un cojín de calor, una especie de abrigo. Además, eran animales de consumo, por lo que se consumía mayormente por los mexicas, era parte especial en banquetes de boda y también funerales.

Eran usados en rituales y ceremonias mexicas. Se consideraban portales para pedir a los dioses que hicieran llover y poder tener buena producción en las tierras. Se dice que eran guías para las almas de personas fallecidas.

Te puede interesar

admin

Sobre el autor

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.